Hedy Lamarr

¿Quién es Lamarr?

Si te gusta el cine clásico, sabrás que fue una bellísima actriz del Hollywood de los 40. Y lo de bellísima, muy a su pesar.
¿Aun no? La actriz de Sansón y Dalila junto a Victor Mature… ¿Ahora sí? ¿Ya la sitúas?

Pues resulta que fue mucho más que eso.

Hablaba por lo menos 4 idiomas, tenía estudios de ingeniería y era una emprendedora nata.

Se sentía atraída tanto por las artes como por las ciencias, de ahí que repartió su tiempo y dedicación entre el cine y sus inventos.

Hedy Lamarr, junto al músico y compositor George Antheil, patentaron lo que ella llamó “Sistema Secreto de Comunicaciones”, una primera versión del espectro ensanchado, vamos, lo que más tarde fue la base de las comunicaciones inalámbricas.

Lamarr ofreció desinteresadamente su invento al ejército estadounidense, en plena guerra contra el nazismo, pero la respuesta del ejército fue algo así como vete a enseñar palmito a cambio de pasta. Así que se puso a vender bonos de guerra y consiguió recaudar una millonada.

Lo de ser mujer, actriz y guapa, no ayudó a su credibilidad como inventora. De hecho, ella misma al final de sus días maldijo su belleza.

El caso es que fue una precursora en tecnología, una adelantada a su tiempo, y quizás por eso no se le reconoció el mérito hasta poco antes de su muerte, que le concedieron premios y homenajes, a lo que ella contestó “it’s about time” (“ya era hora”), comentario muy propio de una escorpio como ella.

Antes he dicho que era una emprendedora, entre otras cosas porque creó su propia compañía artística, ahora puede ser más o menos normal que una actriz monte su productora, pero ¿os imagináis en aquella época?

Su talento como actriz fue muy discutido, y al parecer llegó a rechazar películas como Casablanca y Luz de Gas…

Está claro que conoció el fracaso, pero yo me quedo con que cada vez que cayó se volvió a levantar.

Una mujer fuerte, decidida, inteligente, que se reinventó una y otra vez… ¿Cómo no la vamos a admirar?

Gracias Lamarr por tus inventos, pero sobre todo, por tu inspiración.

Publicado por

Deja una respuesta